Entre los valores que se aprenden en nuestra Academia Militar, hemos querido destacar los siguientes:

Respeto: El cadete no sólo aprenderá de forma automática a respetar a sus superiores, sino que también algo más importante, tratar de este modo a sus semejantes. El equipo solamente puede funcionar bien si todos de verdad (no sólo formalmente) respetan los derechos, propiedad y tiempo de los demás.

Disciplina: Una vez más, la disciplina no es sólo una cuestión de obedecer lo que los demás establezcan. En la Academia Militar, los cadetes aprenderán a valerse por sí mismos y a establecer una disciplina dentro del grupo para así guiar al resto en muchas situaciones.

Liderazgo: Quizás se trate del valor más importante de alcanzar en una Academia Militar. El liderazgo equilibra la obediencia y permite al individuo demostrar lo mejor de sus capacidades. Desde luego es un importante recurso para la trayectoria que posteriormente escoja en su futuro.

Solidaridad: La Academia Militar funciona como una comunidad de grupos. Esto potencia la solidaridad y la empatía hacia aquéllos que sufren por un problema en particular para que puedan dar de sí mismos lo mismo que el resto.

Responsabilidad: Mucho más que en cualquier otra institución, la Academia Militar enseñará al alumno a ser responsable de sus propios actos.